lunes, noviembre 14, 2005

ORGANIZACIONES ECOLOGISTAS PIDEN A ZAPATERO QUE DEJE DE APOYAR A UNA INDUSTRIA QUÍMICA QUE AMENAZA LA SALUD PÚBLICA

El Gobierno español se alía con los gobiernos más conservadores de
Europa para intentar debilitar REACH, la ley que podría acabar con la
crisis química que sufrimos

Las organizaciones ecologistas Amigos de la Tierra, Ecologistas en
Acción, Greenpeace y WWF/Adena han enviado una carta al presidente del
Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para exigir al Ejecutivo que
cambie su política de apoyo a la industria química a toda costa y
asuma su deber de proteger la salud pública y el medio ambiente.

En la carta, los ecologistas muestran su preocupación por el
comportamiento que está teniendo la Representación Permanente española
en Europa en el debate de la futura política comunitaria sobre
químicos, REACH (del inglés, Registro Evaluación y Autorización de
Sustancias Químicas).

Las organizaciones lamentaron que la postura del Ejecutivo de Zapatero
sea común a la del Gobierno alemán, el país donde la industria química
tiene más intereses. También que el Gobierno español, lejos de
desmarcarse de la política iniciada por el Ejecutivo del Partido
Popular, que otorgó un protagonismo unilateral al Ministerio de
Industria como líder del Grupo Interministerial sobre REACH y en las
negociaciones en la UE dejando de lado las demandas de los ministerios
de Medio Ambiente, Trabajo y Sanidad, ha empeorado la postura
española. El Gobierno socialista no sólo está dando de lado a los
aspectos sanitarios y medioambientales de la legislación, sino que
permite a la industria seguir actuando sin asumir sus
responsabilidades.

De hecho, se espera que el Gobierno de Rodríguez Zapatero vote mañana,
en la Representación Permanente, a favor de la propuesta alemana de
retrasar el Acuerdo Político sobre REACH, que estaba fijado para el
Consejo de Competitividad del 29 de noviembre. Este retraso debilitará
aún más los objetivos de REACH, muy minados por las constantes
presiones de la Industria Química, ya que para la presidencia
británica es un asunto prioritario y la próxima presidencia austriaca
ya ha anunciado que no pondrá empeño en sacar esta legislación
adelante.

Actualmente sufrimos una crisis química que está provocando serios
problemas en el medio ambiente y en la salud. La dispersión
generalizada de tóxicos hace que estemos constantemente expuestos a
estas sustancias y a la contaminación de nuestros organismos. Esto ha
provocado, por ejemplo, un incremento de ciertas enfermedades
relacionadas con el sistema inmunológico y reproductor (cánceres,
asma, alergias...). Ante este problema, la UE decidió hace casi 10
años poner en marcha una legislación, REACH, que nos protegiese de la
falta de información y de la utilización generalizada de sustancias
tóxicas y peligrosas.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home