viernes, marzo 04, 2005

Greenpeace pide una reducción del 3% anual en el consumo energético

El Día Mundial de la Eficiencia Energética

vie 04 marzo 2005, Madrid, ESPAÑA

Ante la celebración mañana, 5 de marzo, del Día Mundial de la Eficiencia Energética Greenpeace solicita al Gobierno español la reducción del consumo de energía de nuestro país en un 3% anual. Esta petición se enmarca en la discusión de propuesta de directiva europea sobre eficiencia energética que marcará objetivos de reducción de consumo energético anual para los países miembros de la Unión Europea.
"Para poder cumplir con Kioto y tener un modelo energético sostenible España debería marcarse como objetivo reducir un 3 anual su consumo de energía. La falta de voluntad del Gobierno para aumentar la eficiencia energética es una manera de hacer el juego a la industria nuclear y a los combustibles fósiles y nos aleja de Kioto." -ha declarado Carlos Bravo responsable de la campaña de Energía de Greenpeace.
Según la organización ecologista España es un ejemplo de ineficiencia y despilfarro energético en Europa. Esta afirmación es corroborada por el informe "Perfil Ambiental de España 2004", publicado por el Ministerio de Medio Ambiente, de acuerdo al cual en España la Intensidad de Energía Primaria (el cociente entre el consumo de energía primaria y el Producto Interior Bruto, PIB) en el período 1995-2000 tuvo una tasa de crecimiento medio anual del 0,5%, mientras que la Unión Europea (UE-15) tuvo en ese periodo una reducción del 1,3%. Es decir, para producir una misma unidad de PIB, España ha tenido que gastar cada vez más energía mientras que la Europa de los Quince, en su conjunto (a pesar del mal dato de España), ha logrado gastar menos energía para producir esa misma unidad de PIB.
Greenpeace considera que el crecimiento de la demanda eléctrica en España es irracional, como demuestra el disparatado aumento registrado en este invierno, que se sitúa en torno a un 10%. Así mismo Greenpeace opina que el Ministerio de Industria no está haciendo nada para racionalizar el consumo y contener nuestra progresiva deriva hacia mayores cotas de ineficiencia energética.
Greenpeace denuncia que del total de ingresos previstos en España en el año 2005 a través de la tarifa eléctrica (17.290 millones de euros) tan sólo 10 millones se destinarán a programas de gestión de la demanda.
Greenpeace considera que el constante aumento en el consumo de energía eléctrica, tiene como consecuencia un aumento de los impactos sobre el medio ambiente, en forma de emisiones de gases de efecto invernadero o residuos radiactivos.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home