miércoles, enero 11, 2006

La defernsa de los océanos, prioridad de Greenpeace en 2006

La organización ecologista Greenpeace dedicará sus mayores esfuerzos
en el año 2006 a la defensa de los océanos del Planeta. Greenpeace
comenzó a finales de 2005 la ambiciosa expedición Un año en la vida de
los océanos, cuyo objetivo es denunciar las múltiples amenazas que
sufren los espacios marinos, y será la prioridad para la organización
ecologista a lo largo de 2006. La expedición ha comenzado en los mares
antárticos donde los buques ecologistas Esperanza y Arctic Sunrise
están consiguiendo boicotear la caza de ballenas por parte de la flota
ballenera japonesa.

"Los océanos continúan desprotegidos. La sobrexplotación de los
recursos pesqueros, la contaminación por sustancias tóxicas o la
destrucción de los ecosistemas litorales son algunas de las amenazas
que sufren. Greenpeace dedicará en todo el mundo sus mayores esfuerzos
en 2006 a denunciar las causas de estas amenazas y promover soluciones
que garanticen la supervivencia de los mares" ha declarado Juan López
de Uralde, director ejecutivo de Greenpeace España.

La expedición Un año en la vida de los océanos llegará al Mediterráneo
en la primavera de 2006. El mar Mediterráneo que alberga una gran
biodiversidad, tarda más de 100 años en renovar sus aguas, y por ello
es especialmente vulnerable a la contaminación. El litoral
mediterráneo se encuentra sometido a una intensa urbanización, lo que
viene acompañado de vertidos, contaminación y degradación del
ecosistema. Tan sólo el 1% del Mediterráneo se encuentra protegido.
Por ello Greenpeace realizará una nueva campaña en defensa de este
valioso mar.

Por otro lado, Greenpeace continuará sus esfuerzos en la lucha contra
el cambio climático, haciendo especial esfuerzo en promover
alternativas de generación de energía basadas en fuentes renovables,
frente a las energías sucias, combustibles fósiles y nuclear. Este año
se iniciarán las negociaciones para el segundo periodo de compromisos,
más allá de 2012 cuando finaliza la vigencia del Protocolo de Kioto.

En el ámbito forestal Greenpeace centrará sus esfuerzos en frenar el
alarmante deterioro de la selva amazónica como consecuencia de la
expansión de los cultivos de soja. España es el tercer importador de
soja procedente de la Amazonia brasileña.

Este año se decidirá si la legislación europea sobre sustancias
tóxicas (REACH) se convierte en referente mundial o si por el
contrario se queda en papel mojado por la presión de determinados
países de la UE, entre ellos España.

En clave española:

El establecimiento de un calendario de cierre de las centrales
nucleares en España también será un aspecto prioritario para a
organización ecologista. En este sentido el primer semestre del año
será clave para comprobar si el compromiso del Presidente del Gobierno
explicitado en el Debate de Investidura y en el Debate sobre el Estado
de la Nación del pasado año.

El descontrol absoluto en la gestión de los residuos en este país
exige medidas urgentes. Por ello, éste controvertido asunto será una
de las líneas prioritarias de actuación en la lucha de Greenpeace
contra la contaminación y el despilfarro de recursos.

La calidad de las aguas continentales sigue degradándose, aún se está
de cumplir la normativa europea sobre depuración y se está muy lejos
de las exigencias de la Directiva Marco de Aguas. Para Greenpeace la
situación es especialmente preocupante en cuencas como las del Segura
y el Guadiana.

Finalmente otro de los frentes de trabajo para este año se ubicará en
el ámbito agrícola donde se centrarán los esfuerzos en que la
superficie de maíz transgénico en España, único país de la UE con
cultivos transgénicos, siga la tendencia descendente de 2005.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home