martes, diciembre 13, 2005

La central nuclear de Zorita no debe volver a arrancar

El fallo de la bomba principal del circuito primario, que ha obligado
a parar el reactor, demuestra el estado precario de la central nuclear
de Zorita
LA CENTRAL NUCLEAR DE ZORITA NO DEBE VOLVER A ARRANCAR

El CSN ha vuelto a actuar de forma irresponsable al permitir que la
central siguiera funcionando con un fallo grave en un elemento vital
para la seguridad, demostrando así que no ha aprendido las lecciones
del suceso de Vandellós-2________________________________

La central nuclear de Zorita no debería volver a arrancar tras el
descubrimiento de un importante fallo en la bomba principal de
recirculación del circuito primario, un componente vital para la
seguridad. Este problema, cuya causa se desconoce por el momento, ha
forzado finalmente al titular a llevar la central a parada no
programada, después de intentar infructuosamente mantenerla en
funcionamiento desde que el jueves día 8 se detectara el problema, con
la connivencia del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

El fallo de la bomba principal provocó la liberación de cierta
cantidad de vapor de agua radiactiva del circuito primario, lo que
provocó un situación de alarma en la central y en el CSN. Alarma
lógica pues la pérdida de agua del circuito primario puede llevar a un
accidente LOCA (Accidente por Pérdida de Refrigerante, en sus siglas
inglesas), el más grave en una central nuclear, escenario de accidente
que en Zorita es especialmente grave, dado que esta central sólo
dispone de un generador de vapor (central de un sólo lazo).

Ante esa situación, Unión Fenosa decidió bajar la potencia del
reactor, en lugar de parar la central nuclear y resolver el problema.
Al bajar la potencia, la fuga de agua del primario cesó, y entonces,
todavía sin conocer la causa del problema, el titular, de acuerdo con
el CSN, decidió asumir que el problema se había solucionado
"mágicamente" y decidió volver a subir la potencia. El sábado se
volvió a ver que el problema permanecía y, dada la gravedad del
problema, se paró la central.

"Este nuevo fallo demuestra dos cosas. Por un lado, el precario estado
de la central nuclear de Zorita y su peligroso funcionamiento y, por
otro, la irresponsable actitud del CSN, que ha permitido que la
central siguiera funcionando con un grave fallo en un sistema vital
para la seguridad", ha declarado Carlos Bravo, portavoz de la campaña
antinuclear de Greenpeace.

Greenpeace critica la actitud del CSN, que parece no haber aprendido
las lecciones del grave suceso de Vandellós-2, donde su negligencia
quedó en evidencia, al actuar de nuevo de forma no conservadora desde
el punto de vista de la seguridad, permitiendo que la Zorita siguiera
funcionando con un problema grave en la bomba principal del primario
sin conocer la causa del problema.

Para Greenpeace, ni el CSN ni el titular de la central pueden aceptar
que un problema tan grave como una fuga en un componente vital para la
seguridad, y más en el caso de Zorita, como es la bomba principal del
primario, se soluciona sólo de forma "mágica".

"El CSN no puede permitirse jugar con la seguridad de los ciudadanos y
del medio ambiente", añadió Bravo. "Su negligencia, sumada al
peligroso funcionamiento de Zorita, hacen recomendable que la central
no vuelva a arrancar, y permanezca parada hasta la fecha decidida de
cese de actividades".

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home