lunes, diciembre 12, 2005

Greenpeace celebra la continuidad del Protocolo de Kioto, pese a la táctica de EEUU para hundirlo

Pide al gobierno de Zapatero que se comprometa a cumplir con el
Protocolo, apostando por el ahorro energético y las energías
renovables de forma más ambiciosa

Greenpeace felicita a los 157 países que han ratificado el Protocolo
de Kioto, porque han movido el punto de enfoque de los tratados sobre
cambio climático hacia mayores reducciones de emisiones para después
del 2012.

"El Protocolo de Kioto es más fuerte hoy que hace dos semanas. Esta
primera reunión de las Partes ha sido histórica, pues ha reconocido la
urgencia de la amenaza que el cambio climático supone para los pueblos
más pobres del mundo, y finalmente para todos nosotros. La decisión
tomada aquí ha puesto en marcha el camino para una acción a largo
plazo" ha declarado en Montreal Sara Pizzinato, responsable de la
Campaña de Cambio Climático de Greenpeace España.

Después de intensas negociaciones que culminaron pasadas las seis de
la madrugada en Montreal, las Partes finalmente se han puesto de
acuerdo sobre los siguientes puntos:

? Empezar negociaciones urgentes sobre nuevos objetivos de
reducciones de emisiones para la segunda fase de compromiso del
Protocolo de Kioto (2013-2017). Se ha establecido un grupo especial de
trabajo para asegurar que las negociaciones concluyan "lo antes
posible". Esto es necesario para asegurar la continuidad de los
mercados de emisiones y permitir a los gobiernos poner en marcha
políticas y medidas para poder cumplir con los nuevos objetivos más
ambiciosos de recortes de emisiones.

? Comenzar con la revisión y la mejora del Protocolo de Kioto.
Este objetivo está contenido en el tratado ya existente y la revisión
empezará formalmente en la Reunión de las Partes del próximo año.

? Un Plan de Acción sobre Adaptación de cinco años para ayudar a
los países menos desarrollados a enfrentar los efectos del cambio
climático. Este programa asume que el cambio climático ya está
teniendo impactos sobre los más pobres del planeta y que empeorará en
las próximas décadas. Es una responsabilidad ética, política y legal
de los países industrializados hacerse cargo de este problema.

Tal como era de suponer, la administración Bush ha intentado socavar
el proceso, aunque estuviera fuera de las negociaciones, pero el resto
del planeta ha mostrado resolución en seguir adelante sin ella. Por
una vez, el gobierno de Bush ha sido forzado a volver a la mesa de
negociaciones con la comunidad internacional. No cabe duda de que la
presencia impresionante de la sociedad civil estadounidense en estas
discusiones ha tenido un efecto positivo.

EEUU ha intentado continuamente arrastrar los diferentes países de la
comunidad internacional y su mercado de emisiones a una propuesta
ineficaz basada en actuaciones voluntarias y 'asociaciones' genéricas.
Hoy, sin embargo, los gobiernos han logrado un acuerdo para empezar un
diálogo sustancial a partir de Mayo de 2006 en el que se plantearán un
segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto. De esta forma
han manifestado sin dejar lugar a dudas que estamos en el camino de
objetivos más ambiciosos para seguir con la lucha contra el cambio
climático.

España en esta cumbre ha tenido un indudable papel en las
negociaciones con los países de Latinoamérica, contribuyendo así al
éxito de las mismas. Ahora, al amparo de estos esperanzadores
resultados, Greenpeace urge al Gobierno español que se comprometa a
cumplir los objetivos de la primera fase del Protocolo de Kioto,
apostando de forma más ambiciosa por el ahorro energético y las
energías renovables.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home